Avenc de sa Soca

Situación: Calviá.
Punto de partida
: Parking junto a nuestra Sra. de la Paz y restaurante Mirador de Na Burguesa (Génova). Seguir por el camino que primero pasa por las antenas de las emisoras de radio y continua en dirección al coll des Pastors. Una vez pasemos junto a la primera torreta de alta tensón (a nuestra izquierda) subiremos un pequeño collado que justo cuando termine la bajada del mismo tenemos que abandonar el camino, el avenc se encuentra a
tan solo ochocientos metros, eso sí, ya fuera de camino.
Calzado: Botas de montaña.
Ropa
: Mono, imprescindible.
Desnivel desde el punto de partida : 170 m. aproximadamente.
Distancia desde el punto de partida : 2.400 m. aproximadamente.
Estética: III.
Magnitud: VIII.
Dificultad: VII.
Altitud: 427 m.
Origen: Kárstico
Recorrido: Predominantemente Verical.
Profundidad: -103 m.
Tiempo de aproximación: 40 minutos aproximadamente.
Aprovisionamiento: Llevar lo necesario.
Mejor época: Cualquiera.
Acceso: Vehículo propio.
Mapas: Editorial Alpina, Mallorca Tramuntana Sur 1:25.000. Instituto geográfico Nacional, (Sant Agustí) 698 - III 1:25.000.
Coordenadas UTM DATUM EUROPEAN 1950: 463442 E, 4379473 N.
Coordenadas UTM DATUM ETRS89: 463535 E, 4379678 N.
Material: Cuerdas: 1x20, 1x25 y 1x70, varias cintas y mosquetones para los cuatro o cinco fraccionamientos necesarios.
Última actualización: 28 de Abril del 2010.


La morfología de la sima que vamos a tratar mantiene similitud con las características de otras de la zona entre las que se encuentra "l'avenc de l'Infern" (GRACIA 1997). Las múltiples simas que se encuentran en la serra de Na Burguesa deben su formación a fracturas del terreno lo que hace de ellas cavidades por ejemplo totalmente distintas a las que existen en zonas como Escorca o Pollensa donde el agua es el causante de su formación por el proceso de disolución.

Se puede instalar en un pino de los alrededores para comenzar el descenso vertical a la "Sala d'Entrada" único lugar si exceptuamos la parte más profunda de la sima donde podremos mantener la verticalidad. El suelo de esta sala se encuentra recubierto de piedras, tierra, bloques así como de restos de árboles siendo también un lugar donde parece que la vida se encuentra muy presente, cabe destacar en el múltiples ejemplares de la araña Meta minardi así como de quilópodos (cien pies) y en el momento de nuestra visita un ejemplar para mi desconocido de esporocarpo (hongo) para más señas. Las formaciones de esta sala o vestíbulo se encuentran recubiertas principalmente de tierra y son escasisimas las formaciones que podemos en contrar en forma de coladas parietales. A pocos metros de la entrada principal se abre una segunda impracticable por la obstrucción de una roca pero que no es descartable que en un futuro dos sean los accesos a la sima. La continuidad de la cavidad se encuentra en el extremo sur oriental de la sala en forma de una estrecha grieta que nos permite pasar reptando sin grandes problemas. Quizás podamos decir que la cavidad está dividida en dos partes, la sala de la entrada y el resto. Las primeras rampas no son demasiado pronunciada siendo de unos 47º (CRESPI 2001), el suelo se encuentra recubierto de tierra y bloques al principio para posteriormente convertirse en un lugar resbaladizo también debido a lo mojada que se encuentra la tierra por lo que el uso del equipo de progresión nos puede evitar algún susto. Ciertamente según vamos descendiendo podemos ir observando prácticamente los extremos de la cavidad donde aparecen algunos grietas que no llevan a ninguna parte. Escasas son las formaciones que hemos podido observar hasta ahora hasta llegar a los -50 m. aproximadamente donde a nuestra derecha un rincón parece romper la tónica y muestra los primeros concrecionamientos digno de ser mencionados. En la bajada principal, aumenta la pendiente hasta alcanzar los 50º (CRESPI 2001). Todo el suelo se encuentra cubierto de colada pavimentaria bañado por una fina capa de agua que hace que poco a poco nuestra ropa se valla empapando. Por el camino nos encontraremos un par de rellanos donde poder si es necesario esperar a alguno de nuestros compañeros. El concrecionamiento es mayor a la altura del segundo rellano y en cotas inferiores hasta llegar a la cuota -103 m. donde en el suelo se acumulan bloques de piedras así como la impracticable continuidad de la cavidad ya que un bloque de piedra lo impide, intentar su continuidad sin desobstruir se hace imposible, pero lo cierto es que una vez arrojadas piedras todo parece indicar que descienden bastantes metros.

Los procesos clasticos son bien visibles en la parte inferior del antro donde grandes láminas se han despegado del techo y amenazan con precipitarse sobre nosotros si no fuera porque se encuentran apuntaladadas por otros bloques. En cuanto a los procesos litoquimicos decir que podemos encontrar una gran variedad, como son estalactitas, algunas de ellos excéntricas, banderas, estalagmitas, columnas, macarrones, coladas parietales y pavimentarias. Los procesos de soliflucción también se dan en esta acvidad.

Hay que tener mucho cuidado con las piedras sueltas ya que pueden caer sobre nosotros, por lo que cuando una persona se encuentre descendiendo no debe de encontrarse nadie debajo salvo que se encuentre a buen resguardo.

Resumiendo, una cavidad que supera el centenar de metros de profundidad, no son muchas las que lo alcanzan en la zona, de hecho es la segunda de esas dimensiones de las conocidas hasta el momento, que a pesar de no ser rica en formaciones tiene suficientes para hacernos pasar un buen rato contemplandolas y fotografiandolas, en ningún momento pierde interés su visita ya que su escasa altura nos hace mantener continuamente nuestra atención, teniendo que superar a veces zonas muy estrechas y desde luego no saldremos al exterior demasiado limpios. Si se aprovecha bien la visita el avenc de sa Soca tiene para ocuparnos la jornada completa, pero si no fuera así a menos de treinta metro se encuentra la claustrofobica "cova des Corbs" 463465 4379473 y un poco mas lejos el "avenc des Cans" 463478 4379538.

El avenc de sa Soca está considerado sitio de interés espeleológico, incursivo, además de biólogico.