Cova de Cornavaques

Situación: Pollensa.
Punto de partida
: En el kilómetro 1,100 de la carretera de Cala Sant Vicenç, coger la pista que sale a la izquierda hasta la casa. Aparcar el vehículo y caminar alrededor de 200 metros hasta llegar al torrente. Una vez en el interior del torrente seguirlo. Más adelante nos saldremos del torrente y caminaremos por la ladera derecha hasta la cueva. Es probable que el acceso se encuentre fitado.
Calzado: Botas de montaña.
Ropa
: Mono imprescindible.
Desnivel desde el punto de partida : 300 metros aproximadamente.
Distancia desde el punto de partida : 1600 metros aproximadamente.
Estética: IV.
Magnitud: IV/VI.
Dificultad: VI.
Altitud: 315 m.
Origen: Kárstico
Recorrido: Predominantemente horizontal.
Profundidad: -28 m.
Tiempo de aproximación : 60 minutos aproximadamente.
Aprovisionamiento: Llevar lo necesario.
Mejor época: Evitar el verano.
Acceso: Vehículo propio.
Mapas: Editorial Alpina, Mallorca Tramuntana Nord 1:25.000.
Coordenadas UTM DATUM WGS84: 501888 E, 4418306 N. DATUM WGS84.
Material: Cuerdas 1x 10, 1 x 20, 1 x 45. Chapas 3, cintas.
Última actualización: 11 de diciembre de 2011.


Descripción

Una vez localizada la entrada, un pequeño destrepe nos adentra en la cavidad. Avanzaremos por la cueva hasta llegar a una especie de balcón por donde nuevamente destreparemos hasta llegar a la Sala de la Entrada. Justo al final de dicha sala y por el lado derecho, una cascada oculta la continuidad de la cueva. LLegados a este punto uno de los espeleólogos debe de trepar la cascada antes mencionada para instalar una cuerda que permita al resto subir hasta la ventana. La misma cuerda nos puede servir para descender por el otro lado de la ventana hasta alcanzar la sala Sala dels Gorgs, a la que se accede mediante un rappel de 5 m. Avanzamos por la sala maravillandonos por la cantidad de gours que nos vamos encontrando por el camino hasta llegar a una rampa que nos aproxima a la Sala des Gegant, avanzaremos por ella hasta llegar a un sumidero y adentrarnos en la Sala de las Columnas.Se trata de una sala espectacular con una altura que roza los 15 m donde abundan todo tipo de formaciones de4stacando un precioso disco detrás de un grupo de columnas y estalagmitas. Avanzando sobre gours, y tras las columnas encontraremos unas raíces que desde el techo se precipitan hasta rozar el suelo. No hay nada igual en todas las cavidades de la isla conocidas, lo más curioso es que estas raíces de encuentra recubiertas de calcita. Este es un lugar donde los dedos se disparan tomando fotografías ya que es de una gran belleza. Desde este lugar dirigiendonos hacia la izquierda nos dirigiremos hacia una rampa que deberemos ascender para llegar al embudo que nos va a permitir descender a través de el a las salas inferiores. La aproximación al embudo se hace en unos espits que se encuentran en la zona superior de la mencionada rampa junto a una chapa con anilla (así estaba hace ya varios años). Instalaremos en los spits la cuerda que nos permitirá acercarnos al embudo y instalar nuevamente e otro spits que se encuentra justamente a nuestra espalda en la parte superior de cuello del embudo, lo que nos permitirá instalar un desviador que evitará los roces de la cuerda. una vez atravesado el cuello del embudo apareceremos en el techo de una sala a unos 18 m del suelo. Hay que tener cuidado al llegar a bajo ya que la cuerda cae justamente sobre un bonito gour que suele estar siempre repleto de agua y que evitaremos penduleando.

No voy a describir el resto de la cueva ya que no tiene perdida y dejo que los descubráis por vosotros mismos.