Cova del Dimoni

Situación: Porto Cristo (Manacor).
Punto de partida
: Porto Cristo, calle de sa Punta Rassa
Calzado: Botas de montaña.
Ropa
: Según época del año.
Desnivel desde el punto de partida : 0 m.
Distancia desde el punto de partida : 470 m.
Estética: III.
Magnitud: III/IX.
Dificultad: III.
Altitud: 5 m.
Origen: Kárstico
Recorrido: Predominantemente horizontal.
Profundidad: - 5 m. (no se contabiliza la zona subacuatica de la cueva).
Tiempo de aproximación : 8 minutos.
Aprovisionamiento: Llevar lo necesario.
Mejor época: En época de baño.
Acceso: Cualquier autobús de línea que nos lleve a Porto Cristo.
Mapas: Instituto geográfico Nacional, Porto Cristo 700 IV 1:25.000.
Coordenadas UTM DATUM ETRS89: 529910 E, 4377163 N.
Material: Ademas de casco e iluminación necisitaremos traje de neopreno para desplazarnos por la gran sala y una pequeña cuerda por si han retirado las que suelen estar instadas.
Última actualización: 04 de Julio del 2009.


Próxima a la población de Porto Cristo bajo los acantilados se encuentra esta interesante cavidad que tiene la particularidad de ser una cueva terrestre a la vez que marina. Famosa entre los amantes del buceo la cova des Dimoni es regularmente visitada por grupos pertenecientes a empresas que se dedican en la isla a esta actividad.

La entrada terrestre es fácil de encontrar ya que se encuentra casi a nivel de mar en el mismo acantilado un extremo de una mini bahía que posiblemente se trate de una antigua cueva que se derrumbo sobre si misma. La altitud de la entrada es de aproximadamente dos metros por unos tres de ancha con una orientación de 110º.

Una vez nos adentramos en la cavidad, enseguida comprobamos que la continuidad de la cueva transcurre por un estrecho agujero al que treparemos hasta acceder a un pequeño vestíbulo de unos seis metros de longitud, algo menos de anchura y no sobrepasando en ningún caso los dos metros de altura, el concrecionamiento de este lugar nos va a dar una idea de los que nos vamos a encontrar en la cueva ya que algunas bonitas columnas adornan el lado izquierdo de la sala así como el techo se encuentra cubierto de pequeñas estalactitas no faltando tampoco alguna colada parietal. Este lugar es el que se encuentra más afectado por la suciedad producida por el uso masificado de las velas que algunos desaprensivos usan sin ningún control en la visita a la cueva. Se que no va a servir de nada esto que escribo pero hojala pueda evitar que algunas personas no introduzcan velas en el lugar y en caso de hacerlo que las usen de las que vienen encapsuladas en unos recipientes de aluminio que si después de sus uso son retirados el daño será insignificante aunque lo mejor es el uso de la luz eléctrica.

Para seguir la visita tenemos que hacerlo por el lado izquierdo de una pequeña columna desde la que descenderemos aproximadamente un metro hasta situarnos en una especie de balcón desde el que continuaremos el descenso a través de una rampa ayudándonos de las cuerdas que habitualmente se encuentran instaladas, el suelo es bastante resbaladizo por lo que solo hay que tenerlo presente por lo demás no hay nada que temer.

Una vez terminado el descenso nos encontraremos en uno de los extremos de una gran sala de unos cuarenta y un metros de longitud por veinte y uno de anchura y algo más de ocho metros de altura desde la superficie del agua e inundada en su mayor parte por un lago de agua salobre ya que el mar se adentra en ella mediante un sifón, la profundidad del lago va desde unos cuantos centímetros hasta los seis metros en la parte del sifon aunque en la mayor parte del lago la profundidad ronda los dos metros. La visita terrestre de la sala la podemos hacer haciendo uso de unos cuerdas pasamanos instaladas en la cueva por lo que solo tenemos que asegurarnos de que dichas cuerdas se encuentran en buen estado, una vez superado esta zona rica en coladas parietales llegamos a un lugar en el que aunque el suelo es bastante irregular se puede caminar por el mismo sin grandes dificultades eso sí, mirando donde ponemos los pies. Lo que mas destaca en este lugar es la gran "columna" que preside toda la sala, la he entrecomillado ya que actualmente se encuentra separada del techo menos de un metro quizás debido a un proceso de sloliflucción con desplazamiento horizontal. No muy lejos de la columnas también nos encontraremos dos pequeños gours y algún que otro mini laguito ya que el terreno va descendiendo hasta encontrarse al nivel del agua del lago. Si queremos visitar las otras zonas terrestres de la sala lo tendremos que hacer ya atravesando el lago cosa que recomiendo porque al fondo de la sala hay un pequeño rincón que merece ser visitado y otro mas en el extremo izquierdo de la sala según avanzamos escondido detrás de una parad que no es otra cosa que el nivel del techo que en parte alcanza el nivel del agua.

Básicamente la cueva consiste en el vestíbulo de la entrada y la sala principal inundada por el lago en su mayor parte todo ello adornado por una gran columna que preside la sala principal resaltando su belleza. El concrecionamiento de la cova del Dimoni es razonable donde no faltan coladas pavimentarías así como parietales y cenitales además de múltiples columnas algunas de gran belleza destacando la antes mencionada sobre el resto, no faltan tampoco algunos pequeños gours en un par de lugares de la cueva.

Como señalaba al principio, la cova del Dimoni tiene dos entrada una terrestre y otra marina, la marina se encuentra a unos ocho metros de profundidad y la comunicación de las dos partes se hace mediante el sifón que se encuentra en el fondo del lago de la gran sala por donde penetra una preciosa luz de color turquesa.

De la Web www.albatros-diving.com hemos recabado la siguiente información de la parte subacuatica de esta cueva, en ella se dice que la entrada submarina a -8 metros de profundidad es de una amplitud suficiente para que puedan entrar por ellas varios buceadores de forma simultanea accederemos a una camara de unos 20 metros de de ancha por 20 de larga salpicada de terrazas adosadas en diferentes niveles y de sub-cámaras laterales, una de las cuales esconde la chimenea que la comunica con el lago de la cova terrestre.

Es peligroso adentrarse en el interior de esta cueva cuando el estado de la mar se encuentra movida ya que el fuerte oleaje puede dificultar la salida, además y aunque no lo tenemos comprobado es posible que la fuerza del oleaje introduzca a través del sifon el agua con gran violencia con lo que el peligro de permanecer en el interior puede ser importante.

La cova del Dimoni forma parte de lista Nacional. Red Natura 2000. (Dir. 92/43 CEE)

La cova del Dimoni está considerada sitio natural de especial interés biológico. J. A. Encinas S. Relación inventaría de subterráneos naturales de las Illes Baleares. 2006. Ediciones JAES.

No muy lejos se encuentra la gruta de l'Amo en Martí que podemos visitar en las coordenadas 531718 E, 4378825 N. DATUM EUROPEAN 1950.