Cova des Mular

Situación: Manacor.
Punto de partida
: Cala de s'Estany d'en Mas. Solo tenemos que coger la senda que se encuentra más próxima al acantilado hasta llegar a la altura de la cantera de maré (visible) y descender a la plataforma inferior del acantilado por lo que queda del camino de la cantera y que es el único sitio donde no es necesario el uso de las manos.
Calzado: Botas de montaña.
Ropa
: Ninguna en particular
Desnivel desde el punto de partida : .
Distancia desde el punto de partida : 1000 m.
Estética:III.
Magnitud: III.
Dificultad: I. Solo cambiaría de dificultad si accediéramos a la pequeña salita aérea.
Altitud: 7 m.
Origen: Kárstico
Recorrido: Predominantemente horizontal.
Profundidad: -3 m.
Tiempo de aproximación: 20 m.
Aprovisionamiento: Llevar lo necesario.
Mejor época: Cualquiera.
Acceso: Vehículo propio.
Mapas: Instituto geográfico Nacional, ( Manacor ) 700 - III 1:25.000.
Coordenadas UTM para plasmar en una cartografía MTN 1:25.000:
526594 E, 4373634 N. DATUM EUROPEAN 1950.
Coordenadas UTM adaptadas al GPS: 526491 E, 4373434 N. DATUM WGS84.
Material: Solo casco e iluminación.
Última actualización: 15 de Noviembre del 2008.


Antes de comenzar con la descripción de la cueva, voy a intentar aclarar un poco si es que puedo el lío de nombres con que es nombrada esta cueva. Según el catálogo de J. A. Encinas "Relación inventarial de subterráneos naturales de las Illes Baleares". 2006. La cueva de la que estamos hablando y en este orden se llama Cova des Mular, de sa Mola, de sa Pedrera o des Genet, por otra parte, en la topografía que se conoce realizada por D. VICENS, F. GRACIA, P. WATKINSON, B. CLAMOR y M. A. DOT del año 2001 también se le llama cova des ses Pedreres, aun nos falta el nombre de cova des Molar con el que también fue llamada por D. Vicens et alii (2001).

En principio decir que el nombre más antiguo siempre es el que debe de prevalecer, en este caso todo indica que es el de cova des Mular que ya aparece en la topografía de J. A. Encinas de 1969, MAN. (M.11), por otra parte, habría que aclarar el motivo por el que se fue renombrando el antro en varias ocasiones más, si fue simplemente fue por el desconocimiento de los nombres anteriores o fue identificada por error, es decir, por confundir la cueva con otra, de hecho algunos la confunden con la Cova Genovessa (G.04) y otros con la Cova des Xenet, o des Genet (X.06) que se encuentran relativamente cerca.

Como todo indica que el nombre Mular es el más antiguo, quizás deberíamos de acostumbrarnos a llamarla por ese nombre para así evitar tan enorme lío a la hora de nombrarla, sin embargo cual es el significado de la palabra Mular, del latín 'mulāris' adj. Perteneciente o relativo al mulo o la mula. Del árabe 'Muledar' lugar donde se depositan los desperdicios y basuras de las viviendas (del campo o pueblos pequeños). Todo parece indicar en este caso que Mular se refiere a las "coces" que da la mar en ese lugar es decir, la fuerza con que rompenlas olas sobre el acantilado.

Y que ocurre con los nombres de sa Pedrera y el de ses Pedreres, lo único cierto es que en los alrededores de la cueva se encuentra una cantera (pedrera) donde en su momento se extrajo marés, algo que seguro ayudo a dar esos nombres a la cueva, nos queda el nombre de sa Mola. En latín'Mola' (muela) se refiere a una piedra de molino de arenisca, recordemos que el marés justamente es una roca de este tipo, pero seguro que en la pedrera de la que hablamos no se fabricaban ruedas de molino, solo se extraia el mareés para la construcción de viviendas y otros edificios.

Aun nos falta el nombre de cova des Molar con el que también fue llamada por D. Vicens et alii (2001). Tenemos que tener en cuenta que nuestra cueva está situada en las proximidades del Frontó des Molar con lo que ese pudiera ser el motivo de dicho nombre, claro que aquí se presenta la duda de que accidente geográfico en concreto es el llamado Frontó des Molar, el que se encuentra justo encima de la de la cueva, o el que está más próximo a Cala Romantica. J. A. Encinas me comenta que el nombre hace referencia a toda esa zona acantilada y no solo a uno de los salientes.

Solo he querido aportar aquí toda la información que he encontrado intentando que ayude si es posible a despejar el porque de los nombres que se han utilizado para llamar a este antro y espero que esto sea algo excepcional ya que no tengo muchas ganas de meterme en estos berenjenales, pero una cueva con seis nombres creo que lo merecía.

Al parecer la formación de la cueva se produjo siguiendo fisuras perpendiculares al litoral (N70W) y a lo largo de juntura interestratigráfica. En una ladera con suficiente pendiente como para recoger las aguas pluviales que se infiltraron dentro de la discontinuidad inicial y con resultado final de alargada galería de 48 m. de longitud. J. A. Encinas.

En el ENDISNS nº 24 del 2001 se publicó un interesante y detallado artículo por parte de D. VICENS, F. GRACIA, P. WATKINSON, B. CLAMOR y M. A. DOT en el que se hace una descripción geológica detallada de la cueva nosotros aquí vamos a hacer una descripción mucho más sencilla ya que el que escribe estas líneas no esta capacitado para ello.

Encontrar la entrada de la cueva no es que sea difícil, pero si no vamos acompañado de un GPS nos va a costar un rato localizar la pequeña boca de tan solo 80 x 90 cms. aproximadamente orientada 314º NW. Una vez en el interior nos vamos a encontrar con una primera zona vestibular de una anchura de aproximadamente diez metros que la separa de la segunda mediante la inclinación en descenso del terreno. Las dimensiones apoximadas de la cueva son 48 m. de larga por una decena de metros en la parte más ancha y una altura de 5,45 m. en la parte más alta.

Una vez en la parte más profunda de la cueva, enseguida nos llama la atención las marcas de agua, la proximidad de la cueva al mar así como la orientación de la entrada permite con fuerte temporal que esta se inunde superando el agua los tres metros como así lo demuestra la gran cantidad de poseidonia fijada en las paredes algunas de ella cubiertas ya por la calcita.

El otro extremo de la sala se encuentra fuertemente concrecionado destacando una barroca colada parietal. El techo en este lugar también se encuentra razonablemente concrecionado mereciendo su atención.

A partir de aquí la cueva comienza a estrecharse a la vez que se adentra en el interior, eso si, arropados por grandes coladas parietal que nos envuelven mientras caminamos contemplando esta galería por un mullido suelo de arena mezclada con poseidonia restos de inundaciones anteriores. Antes de llegar al final de la galería en en el lado izquierdo y a unos cuatro metros de altura se encuentra un pequeño rincón muy cocrecionado al que se puede acceder mediante dos especie de escalera y una soga de apoyo que se encuentra pasada doble a una columna. La cueva termina dos o tres metros justo detrás de un paso estrecho entre columnas siendo este también el lugar más estrecho de la cueva que parece terminar en forma de embudo.

Según J. A. Encinas. La boca se abre en el zócalo de salpicaduras y el retocado dintel de la entrada presenta indicios de la regata artificial de encastre de una losa de cierre vertical que tuvo por objeto defender el antro de dichas acometidas; bien con el propósito de utilizarlo como cámara funeraria o bien para esconder mercaderías de contrabando. Aunque sobre el particular conviene añadir que conserva paleoniveles endocársicos, en forma de morfogénicos entalles de corrosión. Actualmente no existe ninguna losa en las proximidades de la entrada.

En un lugar del techo de la cueva en mi última visita pude obsewrvar una superficie de más menos un metro cuadrado una serie de lucecitas que dan la apariencia de ser minusculas pepita de oro por su brillo y color dorado, es el mismo efecto que a veces producen las gotas de agua en algunos lugares de las cuevas, pero excepto en la cova del Pont justo antes de acceder a la sala en la que se encuentra el lago Victoria nunca me había encontrado antes con este fenomeno.

Antes de que se me olvide, tengo que destacar la gran cantidad de pequeños y medianos gours que se encuentran próximos a la entrada de la cueva y que con un poco de suerte si se visita la cueva en época invernal estos pueden estar repletos de agua.

En la parte interna de la entrada se halla gravado un tridente* interpretable como ideograma iniciático de la “Pata de  Oca” -propio de las hermandades gremiales de los canteros-, o bien como árbol mayo. J. A. Encinas.

Como la visita a esta cueva no da para una jornada completa, solo tenemos que elegir alguna de las que se encuentran proximas en la zona.

La coves des Mular está considerada sitio natural de interés. J. A. Encinas S. Relación inventarial de subterráneos naturales de las Illes Baleares. 2006. Ediciones JAES.

* Cada una de las tres puntas externas aparecen rematadas con “Flor de Lis” o, en su caso, con pequeños trazos extremos formando cruces. En el primer supuesto tendría implicaciones heráldicas, mientras que en el segundo estaría representando la escena del Gólgota, con la ideación de Cristo enmedio y la de los dos convictos en los lados. En cualquier caso no se trata de cruciformes desatanizadores de antiguo sitio pagano.

,