Cova Morella

Situación: Pollensa.
Punto de partida
: Kilómetro 4, 200 del camino del Valle de la Colonya.
Calzado: Ropa de montaña.
Ropa
: No es necesario llevar ninguna ropa especifica.
Desnivel desde el punto de partida : 302
Distancia desde el punto de partida : 940 m. aproximadamente.
Estética: II.
Magnitud:III.
Dificultad: III. Si pretendemos bajar al lago.
Altitud: 505 m.
Origen: Kárstico
Recorrido: Predominantemente horizontal.
Profundidad: - 40 m.
Tiempo de aproximación : Una hora aproximadamente.
Aprovisionamiento: Llevar lo necesario.
Mejor época: Cualquier época del año.
Acceso: Vehículo propio.
Mapas: Editorial Alpina, Mallorca Tramuntana Norte 1:25.000.
Coordenadas UTM para plasmar en una cartografía MTN 1:25.000: 498720 E, 4410690 N. DATUM EUROPEAN 1950.
Coordenadas UTM adaptadas al GPS: 498629 E, 4410491 N. DATUM WGS84.
Material: Una cuerda puede ser necesaria para descender al lago.
Última actualización: 11 de abril de 2016.


ESPELEOGÉNESIS

Se observa claramente que se trata de una cavidad de origen estructural, más aún en la sala inferior (Sala des Fang) donde el techo está compuesto por una única losa rocosa, que discurre casi paralela al suelo.

Destaca la escasa ornamentación de la cueva y mucho más cuando en la vecina Cova del Boc, situada a tan solo unos pocos metros en la misma línea de acantilados, abundan los procesos reconstructivos.

También es reseñable la abundante presencia de conductos verticales (chimeneas) que jalonan el techo sin orden aparente y de forma aislada. Coincidiendo con algunas de estas chimeneas se observan acanaladuras sinusoidales en el techo.

DESCRIPCIÓN DE LA CAVIDAD

Nos hallamos ante una cavidad con un desarrollo de aproximadamente 370 m y una orientación N-S.

El acceso se hace a través de una entrada de 16 x 2,5 m cuya zona oeste se encuentra colapsada por grandes bloques. El desplazamiento por la cueva es delicado debido a lo resbaladizo del suelo y a que la pendiente media es de unos 20º en la Sala de s'Entrada y de unos 40º en la Sala des Fang (se trata de una cueva en rampa).

Sala de s'Entrada (Sala de la Entrada)

Lo primero que llama la atención, antes de adentrarse en la cueva, es la existencia de una hiedra que, procedente de la sala y tras trepar por una columna estalagmítica, alcanza el techo de la cavidad y sale al exterior. También cabe resaltar un hermoso culantrillo que pende del techo en las proximidades de la mencionada columna.

Con una dimensiones de 34 x 42 x 3,5 m y una orientación N-S, esta sala de colapso, con morfología de embudo, transcurre por una pendiente resbaladiza cuyo suelo en la zona más próxima a la entrada se encuentra tapizado por vegetación criptógama formadas por diferentes tipos de plantas.

Destacan las chimeneas de diferentes tamaños que se observan en el techo, algunas de ellas ornamentadas. A través de ellas la cueva recibe un importante aporte hídrico del exterior, que contribuye a que la mayor parte del suelo de esta sala se encuentre siempre mojado.

Debajo de algunas de estas chimeneas se colocaron a lo largo del tiempo distintos recipientes de cerámica con la intención de recoger el agua que de ellas caía.

Si bien los procesos reconstructivos no son demasiado abundantes en esta sala, estos se encuentran repartidos principalmente en la zona este, donde cabe destacar algunas estalactitas bulbosas y algunos gours en las proximidades de un ribell.

Mención aparte son los espectaculares estratos cenitales de morfología escalonada, que llevan una inclinación tal, que al final de la sala, en el acceso a la Sala des Fang, se aproximan mucho al suelo.

Sala des Fang (Sala del Fango)

Con una orientación NE-SO, esta sala de 45 x 34 x 7 m se corresponde con la zona más alejada de la entrada y más profunda de la cavidad.

Se trata de una sala en rampa monoclinal, de elevada pendiente en sentido sureste, y con un pequeño escarpe a mitad de la misma de unos 2,0 m de altura.

Solamente el lateral oriental de la sala, desarrollado sobre margas gris verdosas, presenta una pendiente algo menor, lo que permite el acceso a la zona más profunda sin necesidad de equipo de progresión. La elevada pendiente y la presencia de materiales muy resbaladizos (arcillas margosas) y puntualmente mojados, suponen un descenso muy peligroso y expuesto.

La zona más baja de esta sala (-42 m) actúa de sumidero de la cueva y está empedrada por numerosísimos cantos rodados. La presencia de abundante arcilla de color chocolate recubriendo los cantos en esta zona, da nombre a la sala, e indica que en época de abundantes lluvias y de forma temporal el agua proveniente de las zonas más altas de la cueva llega a encharcarse en esta zona formando un pequeño lago de escasa profundidad. Destaca la presencia de marcadas grietas poligonales de tracción en las arcillas lo que indicaría una elevada plasticidad de éstas.

Las formas constructivas más relevantes corresponden a las coladas desarrolladas en la rampa que, según la época de la visita, pueden estar cubiertas por barro o presentar un blanco inmaculado.

En el lateral oeste de la rampa existen numerosas coladas de derrubios desarrolladas sobre las margas, que permiten un ascenso con cierta seguridad hasta la zona superior de la sala, pero la existencia del escarpe antes mencionado impide alcanzar el acceso a la Sala de s'Entrada.

Únicamente en la zona superior occidental de la sala existe un pequeño rincón donde son observables espeleotemas de tipo estalagmítico algunos de ellos con recubrimiento votroidal, de color blanco marmóreo. En dicha zona se ha desarrollado un imbornal de aproximadamente 1,50 m de profundidad, coincidiendo con la existencia de dos chimeneas de considerables dimensiones, muy ornamentadas

En esta sala destaca aún más la existencia de conductos verticales (chimeneas) de tamaños relevantes. Si bien la elevada pendiente de la misma hace que el volver la vista hacia el techo tenga que ser un hecho meditado, merece la pena, ya que de muchas de ellas cuelgan bonitas coladas.

Foradet de n'Encinas (Agujero de Encinas)

Pequeño habitáculo de difícil acceso y de algo más de 1,0 x 2,6 m que se encuentra a mitad de la rampa de la Sala des Fang.

Una minúscula ventana permite acceder a él, no sin cierta dificultad. El interior se encuentra cubierto principalmente por una colada parietal, algunas pequeñas estalactitas y estalagmitas que en algún caso han comenzado a formar incipientes columnas. El suelo de la zona más profunda del habitáculo se encuentra cubierta de sedimentos procedente del exterior.

Un grafiti destaca en este habitáculo donde se indica el nombre de uno de los autores de la primera topografía conocida de la cueva, J. A. Encinas, y la fecha de realización del mismo, 1967.