Coves Petites

Situación: Capdepera.
Punto de partida
: Carretera de las cuevas de Artá (Canyamel). Podemos dejar el vehículo aparcado junto a los apartamentos "Baixada del Rei" que se encuentran en el número 66 de la calle.
Calzado: Botas de montaña.
Ropa
: Si es posible se recomienda mono.
Desnivel desde el punto de partida : 2 m. aproximadamente.
Distancia desde el punto de partida : 34 metros desde la carretera.
Estética: IV.
Magnitud: III.
Dificultad: IV.
Altitud: 34 m.
Origen: Kárstico
Recorrido: Predominantemente horizontal.
Profundidad: -11 o 12 m.
Tiempo de aproximación : Ninguno.
Aprovisionamiento: Llevar lo necesario.
Mejor época: Cualquiera.
Acceso: Vehículo propio.
Mapas: Instituto geográfico Nacional, (Son Servera) 700 II 1:25.000.
Coordenadas UTM DATUM ETRS89: 538297 E, 4389989 N.
Material: Además del casco y la iluminación es necesario una cuerda de unos 16 m. para descender por el pozo a la planta inferior.
Última actualización: 2 de Agosto del 2007.


El Cap Vermell y sus proximidades no para de sorprenderme ya que si no tuviera bastante con albergar en su interior las magnificas cuevas de Artá abiertas al público y debajo de el la cueva marina del mismo nombre por el lado de Cala Ratjada se encuentra la cova de Na Mitjana una de las cuevas mas bonita sin lugar a dudas de la isla que además en esta otra parte de la montaña y a tan solo cuatrocientos metros de la entrada de las cueva de Artá se encuentra esta otra joya que empiezo ahora mismo a describir.

La entrada a la cavidad es lo suficientemente grande como para pasar a su interior de pie ya que la altura es de aproximadamente 1,95 m. con una anchura de aproximadamente 2, 5 metros. La boca esta orientada 337º NNW.

Una vez en el interior, lo primero que nos llama la atención es ver que se encuentra este vestíbulo muy iluminado y no solo se debe a la luz de la entrada que acabamos de cruzar sino que al fondo de esta sala a unos 15 m. un fuerte rayo de luz participa en su iluminación ya que en el techo de la sala hay otra entrada esta en forma de avenc. En principio sino se va acompañado de iluminación artificial parece que la totalidad de la cueva está a la vista y que aquí se acaba todo lo que hay que ver, pues bien, nada mas lejos de la realidad ya que como decía con anterioridad el lugar en el que nos encontramos es el vestíbulo de esta preciosa cueva de dos plantas superpuestas una encima de la otra.

Para entrar a la sala paralela al vestíbulo lo podemos hacer nada mas entrar en la cavidad por nuestra izquierda o mucho más cómodo avanzando unos metros más adelante entre unas columnas. Esta sala de unas dimensiones aproximadas de unos 22 m. de anchura por unos 45 de longitud y una altura máxima que seguramente superará los 12 metros y nada nada mas las columnas antes mencionadas comenzamos un suave descenso que nos depositará en una sala totalmente con un suelo completamente plano que nos va a permitir deambular por ella de forma totalmente cómoda.

Las paredes que dan al vestíbulo son justamente las que están mas concrecionadas con impresionantes columnas que no tienen nada que envidiar por su grandiosidad a la de su vecina cuevas de Artá. Realmente esta sala es un espectáculo digno de ser admirado con tranquilidad y sin ninguna prisa.

Según se entra en la sala desde el vestíbulo si giramos a la derecha y avanzamos hasta el final de la misma justo en la do izquierdo una gatera nos permite visitar dos minúsculas salas una a la derecha y otra al fondo que no tienen mucho que decir sobre todo después de lo visto hasta el momento.

Dirigiendonos hacia la salida pero sin salir de esta inmensa sala llegaremos a un rincón que se encuentra paralelo a la puerta de entrada a la cueva que nos va a permitir eso sí ahora usando equipo de progresión vertical descender a un nivel inferior.

Una vez descendido a la sala inferior podremos observar que lo que se encuentra antes nuestros ojos es una sala de dimensiones no muy grande con una altura igual a la de la sala superior es decir: 10 0 11 metros rodeada de bonitas coladas además de un firme irregular por el que podremos desplazarnos subiendo a algunas repisas desde las que podremos contemplar el resto de la cavidad.

Aunque por diferentes sitios parece tener continuidad la cueva, lo cierto es que no lo tiene, salvo que a mi se me escapara, solamente podemos desplazarnos durante un trayecto pequeño por debajo de nuestros pies entrando por una gatera que se encuentra próxima al lugar por donde descendimos pero no hay nada de interés y desplazarnos por el lugar además de incomodo se encuentra bastante embarrado.

Una vez disfrutado del lugar, solo nos queda salir a la superficie dando por terminada la visita a esta cavidad muy agradecida a la fotografía, por lo que te recomiendo no te quedes la cámara de fotos en casa.

 

S.O.S. Salvemos les coves Petites

A continuación voy a dar unas pequeñas recomendaciones para la conservación de la cueva.

  1. Por favor, no llevar velas, no es necesario, nadie se va a perder en su interior, la cueva es lo suficientemente pequeña para que esto no ocurra, llevar frontales o linternas de mano, no hace falta nada mas (al menos en las dos salas superiores), las velas al derretirse ensucian enormemente y en el caso de las que van encapsulada en una envase metálico son un poco menos dañinas pero nadie las recoge y se encuentran abandonadas por todas partes.
  2. Si se va a acompañado de niños pequeños, vigilar su comportamiento y en todo caso aprovechar la ocasión para explicarles lo importante que es conservar esta maravilla que la naturaleza ha creado que con tanto trabajo.
  3. Las latas de refresco también son frecuente en esta cavidad, por favor, Una vez consumidas meterlas en la mochila y tiralas en un contenedor, mejor aun no entréis latas dentro de la cueva.
  4. Resumiendo, No hay que quedar constancia de nuestra visita a la cueva y si es posible dejarla un poco mejor que cuando entramos.

Para saber mas: GINÉS, A.
1973: Sobre el posible hallazgo de formaciones de edad Milazziense en ses Coves Petites (Canyamell). III Simposium de Espeleología. Mataró.